Del mesianismo en Sailor Moon y otras blasfemias

// Por Sabrina Marino//

 

 

 

A horas de festejar el comercialmente famoso día del niño me pareció oportuno dedicarle a los infantes un post, incluyendo en el mismo un poco de la sana adicción que todo pequeño debe tener: los dibujitos animados.

Desde teologíaalpaso.como se ha apelado a nuestro niño interior en otras ocasiones, haciendo referencias en las publicaciones a los Simpsons o a Star Wars, dejando muy en evidencia que lo que tenemos de teólogos, lo tenemos de ñoños.

Hoy la inspiración viene por el lado del animé con Sailor Moon y sus Sailor Scout, que hoy no nos van a castigar en el nombre de la luna, pero si nos van a evangelizar.

Debo confesar una costumbre un tanto freak, suelo colocar en el buscador el nombre de algún famoso o personaje de ficción acompañada de la frase “… y el cristianismo” para ver que sale. Gratas sorpresas suelo llevarme cuando lo hago y  una de las mejores vino justamente de colocar “Sailor moon” al principio de la oración.

Confieso que jamás me imaginé encontrar algún tipo de relación entre Jesús y Serena, sin embargo existen hermosos seres de luz en este mundo que, con sus mentes privilegiadas y su abundante tiempo libre, consiguen desarrollar encantadoras y paganísimas conclusiones teológicas a partir de la serie.

Estos son algunos ejemplos de lo encontrado en la web:

Por un lado sabemos que nuestras heroínas tenían como principal misión luchar por el amor y la justicia, dos de las cuestiones más importantes del cristianismo, “trending topic” a lo largo y ancho de la Biblia.

Serena, una inocente y despistada adolescente, tiene una misión que parece superar ampliamente sus posibilidades, está llamada a ser “una” mesías que libere al mundo de las fuerzas del mal, concepto fundamental en la tradición juedo-cristiana.

En continuidad con lo anterior, Sailor Moon ha de ser “una” mesías sufriente, que asume el dolor y la muerte entregándose por los demás para salvarlos.

Tanto Serena como sus compañeras aparecen crucificadas por sus enemigos en varias oportunidades durante la serie.

Nuestra heroína cuenta con una especie de cáliz que es la “Copa Lunar” o santo grial, nombre que la tradición le colocó al copón que en teoría se utilizó durante la última cena.

Por si les interesa el tema, o quieren usarlo como disparador para iniciar en los conceptos más profundos de la fe a sus hijos, sobrinos y ahijados de una manera divertida e interesante, les dejo  un video de youtube  donde se desarrolla de manera brillante y poco científica la estrecha relación existente entre nuestra fe y esta clásica caricatura preadolescente.

Ah, y desde ya, agradezco a todos los sailor fans cristianos que pensaron y compartieron sus conclusiones, los tengo en mis oraciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *