Viernes de poesía

 

Dios se desnuda en la lluvia
como una caricia
innumerable.
Cantan los pájaros entre la lluvia.
Las plantas bailan de alegría mojada.

La tierra
como una hembra
se disuelve en los dedos penetrantes
con una palidez de mil ojos desmayados.

Camino bajo la lluvia, todo mojado, cantando,
hacia mirajes que huyen en un rumoroso sueño.

Lluvia, lluvia!
Desnudez del dios
primaveral,
que baja danzando, danzando,
a fecundar la amada
toda abierta de espera, quebrada ya de ardor
amarillo y largo.

Para un día con olor a lluvia basta releer algunos poesías de la tierra. Juan Ortiz, nace en 1896, muere en 1978, ambos logros alcanzados en Entre Ríos.

Ortiz entabla con su poesía una comunión hermosa por esas divinidades que vuelan por la tierra, que son divinidades sin un abismo (Khorismos, en griego, de ahí Coro) entre lo sobrenatural y lo terreno. Como si la tierra fuera habitada por caricias de Dios.

Así empezamos el fin de semana en Teología al paso..

 

LK

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *